Aquellos sueños


¿Es éste mi mundo y dimensión?
Imágenes etéreas me persiguen
me muestran respuestas a preguntas jamás pronunciadas,
me muestran ilusiones muertas,
alimento de sueños perdidos en la Soledad,
de tesoros abandonados ante tu inmisericordia.

[…]

Su belleza iluminó el instante suspendido,
y en ese instante preciso, existí completa, feliz, bondadosa.
Corrí tras su silueta,
indicio vago de su naturaleza etérea,
y cuando le alcancé,
rocé su sonrisa, y suyo fue mi abrazo, y percibí su recepción.
Aquel definido y completo momento,
delineado por la coincidencia de la circunstancia,
la dulzura de los sentimientos,
la holgura de su vestido,
la candidez de sus botas,
y esa palidez tan viva que otrora fuese mi obsesión,
fueron los trozos de felicidad que rompieron el balance,
los que a gritos me procuraron una conciencia indeseada, por vez primera,
susurrando en agonía nada tímida en medio de su sonoridad:

¡Huye de los sueños! ¡La Vida te pide paciencia, mientras que ella, NUNCA espera! –

Y en el frío de la Noche, mi febril pulso enfermo
y el nacimiento a la Realidad, se esfumó ella…
Entre mis sueños, donde siempre se quedará.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s