Susurros

***
Siento aquella fiebre que no se esfuma.
Imágenes de lugares vacíos,
otros verdes, otros alegres, todos sin tí.
El frío aire de esa sala,
las manos marchitas de mi sangre,
su aliento ido, sus labios sellados,
y yo sola, otra vez (como siempre) sin tí.
El calor asfixiante ese día,
en el que tu voz me llamaba lejana
mientras los sueños no daban descanso.

La soberbia de la juventud se castiga.

Y te buscaba perdida en mis deseos,
te busqué pedida en mi dolor,
te busco ahogada en mi fortuna,
y no te hallo en la hora del Amor.
Mas hoy que sueño tus palabras,
imagino tu mirada,
fulminante de piadoso rechazo
cuando el corazón ya no parece tener más opción.
Hoy que no tengo juramentos sin escucha,
una errada, bendita lectura de ti
empujaría mi juicio hacia la rendición.
Y aunque hoy comparto mi ruidoso, torpe silencio
lo único que tengo
tu voz de esperanza y melancolía
bastaría para destrozar este dolor.
***

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s